LOS PIES: LA CONSTRUCCIÓN MECÁNICA MÁS COMPLEJA DEL CUERPO HUMANO


¡Por fin llegó el momento de estrenar la sección del Blog de nuestra página web! De aquí en adelante, cada semana actualizaremos los contenidos de esta sección ofreciendo información relevante e interesante para nuestros lectores relacionada con las diversas ramas de la salud que trabajamos en la Policlínica Patricio Serqueira Vilagarcía.
Sin dar más vueltas, hoy vamos a hablar de la importancia de la estructura mecánica del pie, la más compleja de todas las que existen en nuestro cuerpo:.

Nuestros pies son el punto de contacto con la superficie terrestre. Nos permiten caminar, correr, saltar, ponernos de puntillas y equilibrarnos sobre nuestras dos piernas, algo que físicamente es mucho más complicado que hacerlo, por ejemplo, sobre 4 patas como es el caso de muchos otros animales. En definitiva, gracias a nuestros pies podemos realizar un sinfín de movimientos bastante precisos mientras cargamos sobre ellos todo nuestro peso corporal.

Cada vez que damos un paso se provoca una presión de hasta 3 veces nuestro peso sobre el pie, la cual se incrementa al realizar actividades como correr o saltar, llegando a multiplicarse por 7 u 8 veces el peso corporal. Cuando una persona está de pie la superficie de sus plantan apenas alcanza los 300 cm2, pero debe soportar con estabilidad un peso medio de 70 a 120 kg. Al andar, el pie se adapta con flexibilidad a los desniveles de la superficie. Los ligeros cambios internos de la planta del pie nos permiten andar descalzos por superficies inestables o terrenos accidentados y pedregosos. Por lo general, un pie da más de 6.000 pasos diarios, lo que nos hará soportar una presión de más de 500 toneladas en total cada día sobre ellos. Así pues, el pie es una estructura que debe soportar mucho esfuerzo, capaz de ofrecer unas prestaciones extraordinarias. Un europeo medio, según un estudio realizado en Inglaterra, camina de media unos 150.000 km. durante su vida.

.

EL RESULTADO DE MILES DE AÑOS DE EVOLUCIÓN

Para poder soportar esta carga y darnos el rango de movimientos necesarios, el pie humano ha evolucionado durante miles de años hasta llegar a contar con un conjunto de 26 huesos y 33 articulaciones, además de una gran cantidad de ligamentos, tendones y terminaciones nerviosas. Si bien no existen dos pies (ni dos huellas) completamente iguales, la estructura anatómica es idéntica para todas las personas y surgió hace aproximadamente dos millones de años, cuando el antepasado del hombre moderno, el Homo Erectus, empezó a desplazarse sobre dos piernas. De todos los huesos del esqueleto humano los más pequeños se encuentran en los miembros más móviles: las manos y los pies.

.

DATOS DE INTERÉS:

  • La mayor parte de nuestro peso corporal descansa sobre los huesos del tarso.
  • Existen en cada pie 5 huesos metatarsianos, de los cuales el del primer dedo es el más fuerte.
  • Todos los dedos del pie están formados por tres falanges, a excepción del pulgar que cuenta únicamente con dos.
  • Los espacios situados entre los huesos del metatarso están ocupados por pequeños músculos interóseos que unen o separan los dedos.
  • En la planta del pie, bajo la piel y los tejidos grasos existen resistentes tiras musculares que protegen los vasos y los nervios de la planta.
  • La red de vasos sanguíneos y nervios del pie es muy extensa y está ampliamente distribuida.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *