PODOLOGÍA Y DEPORTE: LA IMPORTANCIA DE UN BUEN APOYO CUANDO HACEMOS DEPORTE 1


Para muchos de nosotros el deporte representa una parte muy importante de nuestro día a día. Ya sea a nivel profesional o como aficionados, la realidad es que cada vez son más las personas convencidas de que la actividad física es un medio efectivo para mejorar la calidad de vida y la salud. El deporte permite, además de mantenerse en forma y divertirse, que se potencien capacidades en otras áreas de nuestra vida como pueden ser el trabajo, los estudios o las relaciones sociales.

Por desgracia casi todos los deportistas hemos sufrido en algún momento de nuestra vida un parón no deseado a causa de una lesión que nos ha tenido apartados durante un tiempo de aquello que tanto nos gusta mientras nos recuperamos. Si bien es cierto que muchas lesiones son inevitables (caídas, golpes, torceduras, etc.) existen muchas otras que se podrían prevenir conociendo nuestra pisada y utilizando un calzado especialmente adaptado a nuestras características. Son muchos los deportistas que por culpa de un mal apoyo se ven apartados de la competición durante largos periodos de tiempo.

A pesar de que hoy en día conocemos numerosos establecimientos deportivos que ofrecen un diagnóstico de la pisada para saber si somos supinadores o pronadores, no deberíamos confiar en que esta tarea sea tan sencilla como parece, pues la biomecánica del pie es muy compleja y se necesitan años de experiencia para llegar a comprenderla. En este punto debemos introducir la figura del Podólogo como experto en el diagnóstico y tratamiento de las patologías del pie, estudiando la marcha y la pisada de cada paciente con el objetivo de determinar cuál sería el calzado más adecuado y, en caso de ser necesario, diseñar plantillas, siliconas u otros medios adaptados a cada pie en particular.

PATOLOGÍAS FRECUENTES EN EL PIE DE UN DEPORTISTA

De todas las lesiones que se pueden desencadenar a causa de un mal apoyo, las que se ven con más frecuencia en la consulta de un Podólogo son las siguientes:

  • HIPERQUERATOSIS, AMPOLLAS Y ROZADURAS.
  • METATARSALGIA Y FRACTURA POR ESTRÉS DEL 2º METATARSIANO
  • SUBLUXACIÓN DE LA ARTICULACIÓN METATARSO FALÁNGICA
  • NEURONA DE MORTON
  • FASCITIS PLANTAR
  • TALALGIAS (ENFERMEDAD DE SEVER)
  • FRACTURA DE CALCÁNEO
  • FRACTURA DE ASTRÁGALO
  • ROTURA DEL TENDÓN DE AQUILES
  • FRACTURA DE JONES (FRACTURA DE LA APÓFISIS DEL 5º METATARSIANO)

CUÁNDO ACUDIR A UN PODÓLOGO

Muchas de las lesiones anteriormente enumeradas, las cuales analizaremos con más detenimiento en futuras entradas, se podrían evitar si se llevase a cabo un estudio de la marcha y de la pisada con el fin de determinar cuál es el calzado correcto para cada pie. Si se siente molestia alguna al andar, correr o saltar es aconsejable acudir inmediatamente al podólogo para poder descartar si existe alguna lesión o patología.

Es muy importante prestar atención a pequeños detalles como la utilización de un calzado adecuado al tipo de disciplina que vayamos a practicar. Un Podólogo podrá valorar el tipo de calzado más adecuado para cada tipo de pisada, realizando un estudio del apoyo del paciente. Gracias a la fisioterapia, el uso de plantillas a medida y los AINES se pueden solventar muchos problemas y dolencias así como evitar la aparición de futuras lesiones más complicadas, resultado de someter nuestros pies al estrés continuo mientras hacemos deporte.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un comentario en “PODOLOGÍA Y DEPORTE: LA IMPORTANCIA DE UN BUEN APOYO CUANDO HACEMOS DEPORTE

  • Jim

    Amazing! This blog looks exactly like my old one!
    It’s on a totally different topic but it has pretty much the same page layout and design. Wonderful choice of colors!